El cuarto módulo, aborda las estrategias de comunicación informativas de empresas e instituciones. Entre las primeras se incluyen las relaciones con los medios, la comunicación interna y las relaciones públicas corporativas.

El propósito de esta materia es que los alumnos comprendan la necesidad que tienen las organizaciones de establecer relaciones estables y continuadas con distintos organismos e instituciones, públicos o privados, con el fin de obtener una mejor posición competitiva. En la materia se tratan las principales áreas de comunicación implicadas en las relaciones públicas institucionales, como las relaciones con los miembros de asociaciones, la comunidad y, relaciones con el sistema educativo y públicos activos; así como las campañas de lobbying, promoción y fund-raising.
La materia tiene como objetivo principal ayudar al alumno para que pueda diseñar, gestionar e implementar planes de comunicación interna en las organizaciones que ayuden a construir una cultura corporativa sólida y diferenciada. Se analizan las estructuras organizativas, los distintos canales, flujos y herramientas de comunicación interna, así como algunas variables interpersonales para maximizar los procesos de interacción. La materia aborda la comunicación interna como instrumento que permite incrementar los niveles de eficacia de la empresa, pues contribuye a mejorar el clima laboral, aumentando el grado de satisfacción y la motivación de las personas que la integran al sentirse involucradas en el proyecto. Del mismo modo, la puesta en marcha de un plan de comunicación interna facilita la cohesión de los equipos y los procesos de cambio.
El desarrollo de las nuevas tecnologías para la información, en especial Internet, ha supuesto una revolución en la forma y manera en que la comunicación informativa se ha desarrollado dentro de empresas e instituciones cuya principal consecuencia ha sido la inmediatez y cercanía a la información de sus distintos públicos de interés. Desde boletines o publicaciones digitales, internos o externos, a servicios de mensajería por móviles, la materia recorre los principales usos e innovaciones que se han incorporado al proceso comunicativo.
Esta materia profundiza en el trabajo que desarrollan los gabinetes de comunicación de empresas e instituciones en su labor de informar, a través de los medios, a sus posibles públicos de interés incluso la sociedad en general. Se profundiza en cómo las empresas e instituciones establecen estrategias de comunicación con los distintos medios en función de sus objetivos empresariales.
Las crisis en empresas ocurren de manera frecuente y reciben, inevitablemente, la atención de los medios de comunicación, lo que le da una dimensión pública con consecuencias potencialmente negativas sobre las percepciones de clientes, consumidores, inversores, proveedores e, incluso, los propios empleados. Esta materia tiene por fin entender la gestión de crisis como un proceso de gestión a largo plazo, integrado en los planes estratégicos y de comunicación de la organización, que capacite a la empresa para actuar eficazmente ante un posible conflicto y preserve la imagen y reputación de la misma, factores clave en el proceso de decisión de compra de la mayoría de productos y servicios.
Las empresas e instituciones son fuente constante de información hacia sus diferentes públicos de interés: clientes, accionistas, empleados, proveedores y la sociedad en general. Esta información incluso en determinados casos es un requerimiento legal. Esta materia plantea el marco global de la comunicación informativa institucional, cuyo fin es establecer relaciones de calidad con los diferentes públicos con quienes se relaciona, adquiriendo una notoriedad social e imagen pública adecuada a sus fines y actividades. Se profundiza en las comunicaciones externas más habituales de carácter informativo que realizan las corporaciones.